Tomada de la edición impresa del Miércoles, 21 Agosto 2013

Compleja asignación de cupos en la Capital

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, supervisó ayer la atención que reciben los padres de familia en las sedes distritales

Foto: Archivo
Los padres de familia que acuden a los establecimientos son atendidos en forma ordenada.

Redacción / Quito

La afluencia de gente en las distintas sedes distritales de Quito es  variable; las direcciones ubicadas en el norte de la ciudad han atendido a mayor cantidad de gente que las situadas en el sur.

En el caso de la sede distrital Eloy Alfaro, localizada en el colegio  Montúfar (sur de Quito), los padres de familia se demoraron cerca de  media hora para ser atendidos desde su llegada al plantel. En la mañana más de un centenar de personas fueron atendidas, sin embargo persiste la duda en la mayoría de ellos.

En esta institución, los casos más comunes de inconformidad ante la  asignación de cupos para estudiantes del sistema público -proceso  desarrollado el pasado 15 de agosto por el Ministerio de Educación- fueron la designación de un colegio distinto del que estudia el hermano mayor del alumno y por cambio de domicilio.

A este establecimiento acudió a tempranas horas de ayer Augusto  Espinosa, ministro de Educación, para supervisar la atención que reciben los representantes legales.

Espinosa recalcó que los casos de migración, así como cambios de domicilio, serán atendidos a partir del 2 de septiembre. En esta fecha también se atenderán a aquellas personas que no inscribieron a sus hijos durante el periodo ordinario de inscripción, en calidad de matrícula extraordinaria.

Asimismo, explicó que los casos de cupo asignado en una institución  lejana al Distrito o colegio diferente al del hermano mayor, así como jornadas de estudio y de falta de asignación de cupos, serán resueltos hasta el 23 de agosto en las Direcciones Distritales de 06:00 a 18:00.

En el caso de Pichincha, los padres de familia podrán acudir a los  siguientes distritos: Parque Central de la Parroquia (noroccidente), colegio Nicolás Jiménez (Calderón), colegio nacional Pomasqui (La Delicia), Gran Colombia (Centro), 24 de Mayo (norte), Arturo Borja (Quitumbe), escuela Dr. Luis Eguiguren (Los  Chillos) y en el Eduardo Salazar Gómez (Tumbaco).

Ayer al mediodía una larga fila de padres de familia esperaba en las inmediaciones de la Dirección Distrital de Educación Norte. En este lugar se habilitaron 50 ordenadores para prestar atención a los representantes.

Dean Torres, subsecretario de Educación del Distrito Metropolitano de Quito, afirmó que pasadas las 11:00 alrededor de 2.500 personas ingresaron a esta dirección en busca de resoluciones. El vocero acotó que “5.000 padres recibieron atención a sus casos”, el pasado lunes 19 de agosto.

En relación a los errores del sistema de asignaciones, Torres manifestó que los principales inconvenientes se produjeron primero por “ciertas imprecisiones en la digitación de datos” y, en segundo lugar, “porque algunos circuitos ya estaban copados, así que se designaron cupos en otros circuitos aledaños a los distritos”.

Según esta cartera de Estado, las provincias en las cuales se presentaron mayores inconvenientes en este proceso son Pichincha y Azuay.

Sin embargo, algunas peticiones han recibido una respuesta positiva. Por ejemplo, desde el viernes anterior Rosa Guachamín se quejó en la Dirección Norte porque el sistema colocó a su hijo en una escuela lejana al barrio en que residen, Pomasqui. “Por fin, ayer, reubicaron en una institución educativa del Comité del Pueblo”, explicó la madre.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.